Una de las estafas más grandes de las que un cliente puede ser víctima y que los agentes inmobiliarios deben evitar a toda costa

Esta mañana me encontré con el aparejador de la oficina técnica del municipio de mi país y, hablando de esto y de aquello, me contó una historia increíble.

Paolo, un querido amigo suyo, estaba buscando casa desde hace un par de meses y, deambulando entre una agencia y la otra, se encuentra con el anuncio de ¡una hermosa casa de tres habitaciones con ático hecha especialmente para él! ¡En la zona central, con amplios espacios y, sobre todo, cocina y comedor!

Entusiasmado, llama de inmediato al agente inmobiliario encargado y acuerdan encontrarse en la agencia esa misma tarde.

Después de las presentaciones habituales, el agente inmobiliario le muestra a Paolo algunas fotos del inmueble (no amoblado) y un plano dimensionado (aparentemente bien hecho).

El agente comienza de inmediato a ejercer presión, diciendo que ya estaba en negociaciones con otras personas, pero aun así Paolo decide ver la casa.

Después de 20 minutos se encontraban en aquel fantástico lugar. VAYA. Paolo queda boquiabierto. ¡Era exactamente la casa de sus sueños! Rápidamente decide que debe comprar esa casa y eso hace. Pero había un problema… El año pasado Paolo compró una cocina muy costosa y, obviamente, quería trasladarla a su nueva casa.

Confiando en el plano que le proporcionaron, decide verificar las medidas de la cocina y… ¡FANTÁSTICO, ENCAJABA PERFECTAMENTE!
Al cabo de dos meses adquiere la casa, se sentía feliz como una perdiz tanto por el inmueble como por la negociación con la agencia.
Finalmente comienza la mudanza. Primero el dormitorio, luego el salón y, por último, la cocina.

¡¡¡FUE UN DESASTRE!!!

Medida del lado largo de la cocina EN POSESIÓN = 4,20 metros.
Medida del lado largo de la cocina EN EL PLANO = 4,30 metros.
Medida del lado largo de la cocina REAL = 4,00 metros.

Llegados a este punto, ¡puedes imaginarte la reacción de Paolo! ¡Sentía una mezcla entre irritación y odio hacia todos los agentes inmobiliarios, arquitectos y topógrafos del mundo! La moraleja es que Paolo tuvo que gastar 2.000 euros más para hacer recortar el tope de la cocina, para mover partes de la cocina de una parte a la otra y, especialmente, debió aplazar la fecha definitiva de la mudanza más de un mes.

Y tú, querido agente, ¿estás realmente seguro de que tus planos fueron escalados de manera correcta?

¿Estás seguro de que tus planos amoblados tienen la decoración con las medidas correctas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CONTATTACI ORA!