Libérate de esos malvados planos de catastrales de una vez por todas

Comprende esto: los planos de catastrales NO son una herramienta de venta.

Los planos de catastrales (y todo el sistema catastral) nacieron en el siglo 19 como herramienta de catalogación de inmuebles. ¿Por qué te empeñas en publicarlos en tus anuncios online? NUNCA vuelvas a hacerlo, es contraproducente y alejará a posibles compradores.

Te daré un ejemplo perfecto:

Es la hora del almuerzo y estás caminando en la vía principal de la ciudad. Tienes hambre y comienzas a buscar un restaurante para comer algo. Te cruzas con dos locales aparentemente idénticos, el precio del menú es el mismo, los diferencia sólo una cosa simple: las fotografías de los platos que están afuera.

El primero tiene platos poco atractivos, no se perciben los ingredientes, las fotos son oscuras y granuladas; el segundo tiene hermosos platos coloridos, los ingredientes se distinguen bien, las porciones parecen enormes.

Con igualdad de precios, ¿CUÁL ELEGIRÍAS?

Por supuesto la pregunta no necesita respuesta, pero tú debes saber que un cliente potencial que está buscando casa HACE ESTE MISMO RAZONAMIENTO y, lo que es más importante, no tiene sólo 2 opciones, ¡sino decenas y decenas y decenas!

Lamentablemente, esta actitud afecta de manera drástica los anuncios inmobiliarios, volviéndolos un reto en vez de una inversión.

Aunque hay personas que ya utilizan el Home Staging, TÚ aún estás publicando planos catastrales.

PIÉNSALO ANTES DE PUBLICAR UN NUEVO ANUNCIO.

Con los planos amoblados PODRÁS:

  • Incrementar tu visibilidad online, realmente serías capaz de añadir una herramienta muy valiosa a tu arsenal de documentos, aumentando así tus calificaciones en los portales y venciendo a tus competidores.
  • Incrementar las ventas obteniendo más encargos, es en efecto un servicio que puedes REGALAR a los propietarios de apartamentos que acuden a TI.
  • Mejorar tus anuncios existentes, aquellos que tal vez han estado online por MESES y no comprendes por qué nadie te llama por ellos (¡la crisis!).

Recuerda, ¡los planos deben hablar por ti!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CONTATTACI ORA!